Alcaraz también inclina al No.1

Antonio Arenas Noticias Mutua, Tenis, Tenis masculino

La edición del XX aniversario del Mutua Madrid Open tenía reservado este sábado otro partido estelar. Carlos Alcaraz y Novak Djokovic se medían en un Estadio Manolo Santana, de nuevo lleno, para volver a vibrar como en la jornada anterior en la victoria del español ante su compatriota Rafael Nadal.

El séptimo cabeza de serie emuló dicha gesta ante el No.1 de la ATP y se convirtió en el primer tenista en ganar a las dos leyendas de forma consecutiva sobre tierra batida. Alcaraz logró remontar en tres mangas (6-7[5], 7-5, 7-6[5]) tras tres horas y 35 minutos para ser este domingo, con 19 años y cuatro días, el finalista más joven en Madrid. El murciano aguarda ahora a su rival, que será vencedor del duelo entre el alemán Alexander Zverev (2) y el griego Stefanos Tsitsipas (4).

Alcaraz arrancó desafiando al ganador de veinte títulos de Grand Slam y le arrebató su servicio en el juego inicial. El No.6 del ranking a partir del lunes conservó su máxima renta hasta el 2-4 y Djokovic, entonces, convirtió el contrabreak en el octavo juego para situarse con ventaja gracias a una racha de tres consecutivos (5-4). El desenlace se produjo en un desempate en el cual el balcánico cerró en su cuarta pelota de set (7-6[5]).

No bajó la intensidad en un segundo acto de intercambio de golpes, servicio a servicio, en el cual Alcaraz desaprovechó su primera opción de break, en el sexto juego, mientras que Djokovic tuvo dos en el noveno y undécimo. Tras verse contra las cuerdas, el campeón este año en Rio, Miami y Barcelona alargó el partido hasta el tercer set al conseguir quebrarle el saque al jugador nacido en Belgrado con un recital de dejadas (7-5).

Culminó su remontada Alcaraz en un tercer set que se decidió, igual que el primero, en el tie-break. La manga fue de poder a poder, con el tenista nacido en El Palmar disfrutando de un punto de partido en el décimo que no pudo convertir. La muerte súbita se resolvió por un tanteo de 7-5 ante el estallido de los aficionados celebrando el triunfo del jugador local.

Tras imponerse al tres veces campeón del Masters 1000 que se celebra en la capital española (2011, 2016 & 2019), Alcaraz será el tercer español que llega a una final. El primero fue justamente su entrenador Juan Carlos Ferrero (2003) cuando se impuso al chileno Nicolás Massú. Nadal se ha clasificado en ocho, de las cuales ganó cinco (2005, 2010, 2013-14 & 2017) por solo tres derrotas (2009, 2011 & 2015), siendo el tenista que más títulos atesora en el palmarés.

Cabeza y corazón

Alcaraz no escondió que, a pesar de la tensión de un partido tan larga, pudo saborear su partido ante Djokovic. “Ha sido un partido para disfrutar, a pesar de la tensión de una semifinal de Masters 1000, hasta el último punto y soltando más de una sonrisa hacia mi equipo. Jugar contra el No.1 en Madrid y ante este ambiente, es increíble”.

Sobre las claves del partido, el español señaló que mentalmente se sintió fuerte. “Mi abuelo siempre me decía que hay que tener cabeza y corazón. He probado de restar adelante, pero no encontraba las distancias. Luego he restado mejor, dándome más tiempo para ir mejorando”.