Azarenka ya se entrena en Madrid

Antonio Arenas Noticias Mutua

Victoria Azarenka está preparada para afrontar el Mutua Madrid Open 2019. La jugadora bielorrusa se ha entrenado este martes en la Pista 5 de la Caja Mágica, con el objetivo de que su resurgir reciente también se haga notar en la tierra madrileña. Y un deseo claro: que los problemas físicos no corten su progresión.

La ex número uno del mundo ha tenido un mes de abril con tintes esperanzadores en el circuito WTA. El momento culmen de sus buenas sensaciones tuvo lugar en Monterrey, donde alcanzó una final tres años después. Aunque su gemelo derecho le impidió competir ante Garbiñe Muguruza (acabó retirándose del partido con 6-1 y 3-1 en contra), Azarenka dio síntomas de mejoría en tierras mexicanas. Sobre todo, con su victoria ante Angelique Kerber, No. 5 del mundo, en semifinales (6-4, 4-6, 6-1).

La jugadora de Minsk tampoco se libró de un cierto sabor de boca agridulce en Stuttgart, a pesar de que alcanzó los cuartos de final allí. Una nueva retirada, en este caso con Anett Kontaveit enfrente (5-7, 7-5, 3-0), tuvo la culpa: su hombro derecho le impidió acabar el partido. No obstante, otra victoria de enjundia precedió a este revés. Azarenka había acabado con Karolina Pliskova, No. 4 del mundo, en los octavos de final del torneo alemán (4-6, 6-3, 6-4). En la balanza, por lo tanto, volvió a ganar el optimismo.

De ahí que Azarenka haya llegado a la capital española con ganas de mantener esa competitividad que ha demostrado de forma reciente ante las jugadoras de mayor ranking del circuito. Atrás quedan las derrotas contra Serena Williams y Petra Kvitova, cuando la temporada estaba un poco menos avanzada: Madrid puede ser una nueva cita ilusionante para ‘Vika’, en la que mantener e incluso mejorar sus prestaciones recientes.

Toda una habitual de la arcilla madrileña, su debut en el Mutua Madrid Open llegó en 2009, a la par que el de la propia Caja Mágica. Entonces, alcanzó los octavos de final (derrota por 4-6, 6-2, 6-2 contra Agnes Szavay). Tras caer en primera ronda de 2010 (3-0 y retirada por una lesión en el abductor derecho cuando se medía a Shuai Peng), Azarenka vivió sus mejores momentos en la arcilla castiza: dos finales consecutivas (2011 y 2012). Curiosamente, Kvitova primero (7-6, 6-4) y Williams después (6-1, 6-3) le privaron de levantar el Trofeo Ion Tiriac. Su candidatura al mismo no resultó nada descabellada: llegó a ambos duelos por el título habiendo cedido tan sólo un set durante la competición.

Desde entonces, el mejor resultado de ‘Vika’ en Madrid ha sido octavos de final por partida doble: 2015 y 2016 (cayó en segunda ronda de 2013 frente a Ekaterina Makarova por 1-6, 6-2, 6-3; ausente en 2014 y 2017). En el primer caso, Serena Williams, una vez más, acabó con sus aspiraciones (7-6, 3-6, 7-6). En el segundo, ni siquiera pudo pelear el pase a cuartos ante Louisa Chirico. Unas molestias en la espalda que arrastraba desde el principio del torneo le obligaron a despedirse, sin remedio, de la Caja Mágica.

Ese fantasma de las lesiones es del que ‘Vika’ quiere deshacerse de una vez por todas en su nueva presencia en la capital española. Tras caer en segunda ronda de la edición de 2018 (Karolina Pliskova la derrotó por 6-2, 1-6, 7-5 en un partido vibrante), buscará prolongar su buen momento actual en la tierra batida madrileña. Esa que le aportó algún que otro buen momento en el pasado y que podría hacerle sonreír otra vez una década después de que la Caja Mágica y ella se estrenasen en la capital de España.