Badosa disfruta su momento en Madrid

Antonio Arenas Noticias Mutua, Tenis femenino

Paula Badosa será una de las principales bazas del tenis español sobre la tierra batida del Mutua Madrid Open. Con un juego potente y agresivo, ideal para las condiciones de la Caja Mágica, su participación se espera con muchas ganas por parte de los aficionados. Las ganas de aprovechar la invitación del torneo guiarán a una jugadora con un talento absoluto.

Con una carrera emergente en el circuito, Badosa disputará por tercer ocasión el cuadro final del torneo. Será la primera vez que participe siendo una de las 100 mejores jugadoras del mundo, camino de su madurez deportiva y establecida como una de las tenistas con mayor carisma del vestuario. Su conexión con Madrid, ciudad reside actualmente, tendrá un brillo más intenso que nunca.

“Volver a este torneo siempre es especial”, reconoce Paula, que debutará este jueves ante la checa Barbora Krejcikova. “Madrid es un torneo muy importante en nuestro calendario. Tiene un cuadro pequeño donde todos los partidos son muy duros desde la primera ronda. Además, el hecho de jugar en casa con toda la gente lo hace bastante especial”.

Echando la mirada atrás, Paula recuerda algunos de sus mejores momentos en la Caja Mágica. Aunque sus dos presencias previas en el cuadro principal (2015, 2016) tuvieron que terminar en retirada, la neoyorquina emplea esos momentos como estímulo para regresar con fuerza a Madrid.

“Mis mejores recuerdos en la Caja Mágica son algo graciosos», señala Badosa, guiada por los consejos de su entrenador Javier Martí. «El primer primer año que participé vino siendo muy joven. Apenas tenía 17 años y pude pasar la previa. Aunque me tuve que retirar fue una experiencia increíble. El segundo año pude jugar mi primer cuadro final ante Alize Cornet. Es verdad que fue algo agridulce porque también me tuve que retirar, pero me encantó el evento. Le tengo un gran cariño a este torneo. Aunque acabaron de esa manera lo disfruté mucho”.

Aunque se desee un desenlace distinto en la edición de este año, el cariño del público será el mismo de siempre. Los aficionados podrán alentar a uno de sus mayores talentos, arropando con un ambiente en las gradas en cada partido. Un factor que Badosa ve como un desafío.

“Jugar en casa es diferente”, reconoce. “Es otro tipo de tensión, tienes muchas ganas de hacerlo bien, de que tu gente te vea hacerlo bien. A parte de que te motiva, es una presión algo distinta a las demás semanas. Hay que aceptarla. Vengo con muchas ganas y con mucha ilusión de volver a competir aquí”.