Barty quiere marcar su ley en tierra

Antonio Arenas Noticias Mutua, Tenis femenino

Ashleigh Barty quiere seguir reinando sobre la arcilla. La australiana quiere reafirmar su gran nivel sobre la tierra batida del Mutua Madrid Open. Desde que ganara Roland Garros en 2019, Barty ha ido mejorando en cada aparición en un torneo de tierra batida. Aunque en este 2021 el primer torneo sobre tierra batida se le resistió, Barty supo rehacerse en Stuttgart y conseguir su primer título en arcilla de la temporada.

Nada más terminar el torneo en Alemania, su mirada se fijó en Madrid, un título que todavía no tiene en su palmarés. Esta es la tercera vez que Barty juega en la Caja Mágica, su mejor resultado lo conseguía en 2019, cuando alcanzó los cuartos de final frente a Halep.

Pero la australiana ha cambiado mucho desde aquel partido y lo estamos viendo en la presente edición del torneo. Barty cuajó una primera ronda muy seria superando sin dificultad a Rogers, en segunda ronda la historia ha sido algo distinta, la australiana ha tenido que sudar más de lo esperado para colarse a tercer ronda, pero finalmente lo ha conseguido tras vencer a Zidansek (6-4, 1-6, 6-3).

Un resultado que sigue colocando a Barty como una de las candidatas a llevarse el trofeo, sobre todo por ese buen momento que atraviesa la número uno del mundo, que en este 2021 ya ha conquistado tres títulos y quiere conseguir el cuarto en Madrid.

Adaptarse al momento

La australiana ha tenido que sufrir más de lo esperado para poder superar a Zidansek, una rival que Barty tenía claro que iba a ser complicada desde el principio. «Sabía que iba a ser un partido realmente difícil antes de jugarlo. Estoy feliz de haber encontrado rápido la forma de tener un poco de momentum en el tercer set».

En este segundo partido en Madrid Barty reconoce que las condiciones serán las que sean, y ella se tendrá que preparar para todas. «He jugado dos partidos en interior por la lluvia y estoy deseando jugar con sol y un poco más de calor. En un par de días la temperatura cambiará y con el techo abierto será un partido diferente. Más ajuste, más adaptación, más desafío».