Carballés, Munar, Kuhn y Cervantes jugarán la fase previa del Mutua Madrid Open

Antonio Arenas Noticias Mutua

A falta de 10 días para que arranque una nueva edición del Mutua Madrid Open, la organización del torneo ha anunciado varias de las invitaciones para la fase previa del torneo, que comenzará el próximo viernes 5 de abril en las pistas de la Caja Mágica. Así, y recompensando el esfuerzo de los jugadores españoles, la dirección concedió cuatro Wild Cards a Roberto Carballes, Carlos Taberner, Jaume Munar y Nicola Kuhn, que intentarán aprovechar la oportunidad para colarse en el cuadro final.

A sus 24 años, Roberto Carballes buscará seguir con su progresión dando un salto en el Mutua Madrid Open. El granadino, número 123 del mundo, ha ido dando pasos al frente en los últimos meses. Carballes, por ejemplo, ya disputó el año pasado su primer cuadro final de un Grand Slam en Roland Garros y a principios de este año se quedó muy cerca de repetirlo en el Abierto de Australia, donde cayó eliminado en la fase previa.

Otro de los grandes atractivos de la previa será ver de vuelta en la Caja Mágica a Nicola Kuhn, campeón del Mutua Madrid Open Sub 12 hace cinco años. El joven de 17 años, que volverá a unas pistas donde ya deleitó a los madrileños con su exhibición en la Copa Davis Júnior (fue elegido el MVP del torneo), es uno de los tenistas más prometedores de La Armada y tendrá ocasión de demostrarlo en la previa.

Como él, Jaume Munar, otra de las grandes jóvenes promesas del tenis español, buscará alcanzar la clasificación para el cuadro final en Madrid. El mallorquín, que hace unas semanas fue convocado por primera vez con el equipo de Copa Davis en la eliminatoria contra Serbia, viene de una isla que ha dado dos de los jugadores más grandes de la historia de España: Rafael Nadal y Carlos Moyà.

Por último, Carlos Taberner también estará en una fase previa repleta de jugadores españoles, una apuesta de la organización del Mutua Madrid Open por apoyar y promocionar el presente y el futuro del tenis nacional. En consecuencia, y un año más, desde el primer día de competición se podrá ver un tenis de muchos quilates en la Caja Mágica, con la presencia de los mejores incluso en las rondas de clasificación para el cuadro final.