El Big 3 se reúne de nuevo en Madrid

Antonio Arenas Noticias Mutua

Roger Federer, Rafa Nadal y Novak Djokovic ya han entrado en la historia del tenis como los tres jugadores con mayor número de títulos de Grand Slam. El serbio Djokovic fue el último en superar la cifra de 14 del estadounidense Pete Sampras al conquistar su séptimo Abierto de Australia el 27 de enero. Está a sólo dos de los 17 del español y todavía tendría que levantar 5 más para llegar a la cifra actual del suizo. Además de estos números contundentes, que han contribuido a que gracias a ellos los aficionados estén gozando de la mejor época del tenis masculino, también son considerados por muchos como los tres mejores de la historia. Y no sólo por sus logros y por su calidad, competencia y rivalidad ejemplares, sino también por la influencia y trascendencia deportiva y social que ejercen.

El Mutua Madrid Open ha tenido la suerte de disfrutar de los tres genios, que no sólo ganaron los tres primeros títulos en La Caja Mágica (Federer en 2009, Nadal en 2010 y Djokovic en 2011) sin dejar tan siquiera una plaza en la final para el resto, sino que además se repartieron el Ion Tiriac Trophy en las seis primeras ediciones sobre la actual superficie de la tierra batida. Sólo han sido dos las veces que no ha salido victorioso alguno de ellos. Dichas oportunidades las aprovecharon para coronarse campeones otros grandes de la talla del británico Andy Murray en 2015 y el alemán Alexander Zverev en la pasada edición de 2018. Incluso Nadal y Federer incorporan un título más a sus campeonatos en la capital de España de la época en la que el evento se disputaba en la Casa de Campo en octubre y sobre pista rápida bajo techo (hasta 2008). El helvético, en el escenario elegido para volver a competir en arcilla, está buscando el que sería su cuarto título en Madrid (2006, 2009 y 2012), mientras que el balear ya es todo un pentacampeón (2005, 2010, 2013, 2014 y 2017).

Han obsequiado con grandes duelos a Madrid, ya se trate de finales o con anterioridad al partido decisivo por el título, como aquella semifinal de 2009 entre Nadal y Djokovic que superó en tres minutos las cuatro horas de duración o la que también tuvo que remontar Nadal a Federer en 2011 y que dedicó al campeón de golf cántabro Severiano Ballesteros, que había fallecido horas antes. La lluvia obligó a que se jugase bajo el techo de la Central Manolo Santana y como curiosidad es sólo una de las dos veces que el de Manacor ha vencido al de Basilea en un recinto cerrado. La otra fue dos años y medio después en las semifinales del Masters en Londres. No obstante, en La Caja Mágica no se han cruzado los tres. Nunca se han enfrentado Djokovic y Federer. Y en 2019 puede producirse por primera vez. Sería la semifinal de la parte alta del cuadro.

Sin embargo, hay otro hecho más relevante que puede producirse si tanto los dos últimos citados como Nadal superan a sus rivales de octavos de final de este 9 de mayo. Estarían los tres juntos en unos cuartos de final del Mutua Madrid Open, algo que no ha sucedido desde 2011 y que en los últimos tiempos, debido a las lesiones y la dosificación de calendarios que practican, tampoco estamos acostumbrados a que ocurra. Pasó por última vez en Wimbledon 2018 y para encontrar tal coincidencia en un torneo de la categoría Masters 1000 hay que remontarse hasta Roma 2015.