El maestro está de vuelta

Antonio Arenas Noticias Mutua

Los relojes no han parado de dar vueltas y vueltas desde la última vez que Roger Federer jugó el Mutua Madrid Open, un 6 de mayo de 2015 ya muy lejano. Tic, tac. Tic, tac. Cuatro años. Casi 1.500 días. Demasiado tiempo esperando el tenis del suizo en la Caja Mágica. Pero el contador volverá a ponerse a cero en este 2019: el maestro regresa a la capital española.

El campeón de 20 torneos del Grand Slam ha elegido el Mutua Madrid Open como una de sus paradas previas a Roland Garros en su regreso a la tierra batida. Las dos últimas temporadas decidió saltarse la gira de la primavera europea para evitar el desgaste de un cuerpo que el 8 de agosto cumplirá 38 años. Este año es diferente: el de Basilea quiere competir de nuevo por los mejores títulos en tierra. Un regalo para los amantes del tenis y para Madrid, que podrá disfrutar de nuevo de su talento y elegancia.

“Federer es uno de los mejores jugadores de la historia, no descubro ningún secreto”, dice Feliciano López, el Director del Mutua Madrid Open. “Estamos felices porque su regreso a Madrid es un regalo para el torneo, pero sobre todo para los aficionados, que podrán ver en la Caja Mágica a un jugador único e irrepetible. Volver a juntar sobre tierra batida al suizo con Djokovic y Nadal va a ser algo imperdible”.

“La presencia de Roger en la Caja Mágica hace que esta edición del Mutua Madrid Open sea especial”, añade Manolo Santana, leyenda del tenis español y Presidente de Honor del torneo. “Da igual que tenga 37 años porque sigue conservando esa clase inconfundible, el talento innato que le ha distinguido como uno de los mejores de todos los tiempos. Poder disfrutar de su tenis una vez más es un acontecimiento que ningún seguidor del deporte debería perderse”.

Tres títulos y otras dos finales

Federer ha celebrado tres títulos en la capital española y sólo es superado en coronas por las cinco de Rafael Nadal. El suizo levantó su primera copa en Madrid en 2006, cuando el torneo todavía se jugaba en pista dura, con un 7-5, 6-1 y 6-0 sobre el chileno Fernando González en la final. Volvió a reinar en 2009: se llevó la primera edición del evento en su actual sede, la Caja Mágica, ganando el duelo definitivo a Nadal por 6-4 y 6-4. Su último título llegó en 2012, remontando a Tomas Berdych por 3-6, 7-5 y 7-5 sobre la famosa arcilla azul.

Además de los tres títulos, Federer llegó a otras dos finales, las de 2007 y 2010, cayendo ante David Nalbandian y Nadal, respectivamente. En total ha jugado 43 partidos en el Mutua Madrid Open, contando 35 victorias y ocho derrotas.

El último recuerdo: un partido memorable ante Kyrgios

Desde aquella edición de 2012 que se jugó en la tierra azul, Federer sólo ha disputado tres partidos más en la Caja Mágica. Regresó al año siguiente, pero su aventura acabó en octavos de final. Y, tras ausentarse en 2014, volvió en 2015 y se despidió en su debut. Dijo adiós, sí, pero en un partido frente a Nick Kyrgios que pocos olvidan. El australiano, que por entonces tenía 20 años recién cumplidos, salvó dos match points en el tiebreak final y acabó imponiéndose en el estadio Manolo Santana por 6-7, 7-6 y 7-6 en dos horas y 37 minutos.

Al año siguiente, en 2016, unas molestias en la espalda le impidieron jugar en Madrid y apenas disputó un puñado de partidos en la gira europea de arcilla. En el torneo de Roma de aquel 2016 se le vio por última vez sobre una pista de tierra.

Una resurrección inesperada y el 20

Los problemas en la espalda, de hecho, le obligaron a poner fin a la temporada 2016 después de perder en los cuartos de Wimbledon. Muchos creyeron que era el paso definitivo para la retirada del suizo, que llevaba además desde 2012 sin ganar un Grand Slam. ¿Volver al mejor nivel con 35 años, con Djokovic y Murray a un nivel excelso y con una generación de jóvenes empujando? Pues sí, fue eso exactamente lo que hizo Federer: reapareció en 2017 ganando el Abierto de Australia y Wimbledon, repitió en Melbourne al año siguiente y alcanzó incluso el número uno del mundo engullendo récords y rompiendo todo tipo de moldes.

Muchos coinciden en que gran parte de ese éxito está en la gestión de los esfuerzos y la elección de los torneos: tanto en 2017 como en 2018 se saltó por completo la gira de arcilla para preparar los eventos de hierba. Los números están ahí: ha ganado 12 títulos desde su reaparición y ha elevado su cuenta de grandes hasta los 20 en esa pelea que mantiene por el olimpo tenístico con Nadal y Djokovic.

Hombre récord

Puede que esos 20 Grand Slam sean la estadística más conocida de a Roger Federer, pero conviene recordar algunos números más para contextualizar lo que significa su nombre para el deporte de la raqueta: ha alcanzado los 100 títulos como profesional, ha jugado casi 1.500 partidos en el circuito, ha ocupado el número uno de la lista de la ATP 310 semanas, ha ganado ocho veces en la hierba de Wimbledon y se ha coronado en otras seis ocasiones como maestro. Todo ello con un tenis para frotarse los ojos y con una personalidad y actitud ejemplares para las generaciones futuras. Federer sigue siendo genio y figura del tenis y este año, por fin, vuelve a Madrid. Para disfrutar.