Feliciano López, experiencia y empatía para un Mutua Madrid Open espectacular

Antonio Arenas Noticias Mutua

Feliciano López, el hombre récord de los Grand Slams (ha disputado 68 seguidos) y que no se ha perdido hasta ahora ninguna edición de Mutua Madrid Open, no jugará este año por 18ª vez consecutiva en la capital de España. Los espectadores no podrán disfrutar en la Caja Mágica de su potente servicio, su voleas y su tenis elegante, pero a cambio el torneo le tendrá en sus despachos como Director. Una gran noticia por su enorme experiencia y por la empatía que tiene con los jugadores, dos cualidades que le convierten en una elección perfecta para reemplazar al gran Manolo Santana, que desde ahora será Presidente de Honor. El año pasado estuvieron juntos y Feliciano aprendió como adjunto de todo un señor de este deporte, muy querido por los tenistas y con un carácter parecido al suyo. “Será un honor y una gran responsabilidad suceder a una leyenda del deporte español”, dijo en una carta abierta el propio Feli, que hará equipo con Gerard Tsobanian y Alberto Berasategui. “Este año como Director Adjunto he aprendido mucho. Es un monstruo de torneo que creo que seguirá en Madrid muchos años”, afirmó en mayo de 2018.Continuidad adaptaba a los nuevos tiempos.

Feliciano ha tenido la suerte de debutar como ejecutivo en una edición espectacular, en la que por primera vez desde 2013 están presentes al mismo tiempo Rafa Nadal, Novak Djokovic y Roger Federer. La vuelta del suizo, cuatro años después de su última participación en 2015, ha sido un triunfo para el torneo. Era el gran anhelo de Feli y lo ha conseguido. Federer tenía donde elegir para su regreso a la temporada de tierra y escogió Madrid por delante de otras opciones, como toma de contacto y preparación para Roland Garros. “Si Roger juega en París podría volver a Madrid”, dijo López en una entrevista concedida a quien escribe. Y acertó. Están los mejores, todos los disponibles en un circuito muy competido en lo que va de curso tanto en ATP como en WTA. Eso hace que la lucha por los títulos esté más abierta que nunca en un torneo igualitario en cuanto a premios desde hace años, un aspecto que tendrá en su nuevo Director un firme defensor.

Con este gran impulso de calidad, Feliciano engrosa la lista de jugadores que se pasan a la dirección de los torneos. En Indian Wells puede verse ejerciendo esa labor desde 2017 al alemán Tommy Haas, como también hace en Miami James Blake. Richard Krajicek manda en Róterdam y Albert Costa en Barcelona, por poner algunos ejemplos.

Es una tendencia lógica que se va imponiendo en el circuito porque no hay nadie mejor que un tenista para entender las necesidades de los que aún compiten y al mismo tiempo buscar lo mejor para los espectadores.

El caso de López, además, es especial, porque seguirá jugando en otros eventos hasta que el cuerpo le aguante, por lo que seguirá en contacto permanente con la realidad y el día a día de este deporte, recopilando un bagaje que le servirá y mucho en su labor de dirección para los años venideros. Feli es un tipo simpático, amable y educado, respetado por los jugadores y con muy buen trato desde siempre con la prensa. Si a esto le une con el tiempo cualificación para la gerencia y la dirección deportiva, poco más se le podrá pedir. Cabe ahora desearle suerte y acierto en su labor en este “monstruoso” torneo, como él lo define, que es el Mutua Madrid Open.

Por Nacho Albarrán