La élite se cita en Madrid

Antonio Arenas Noticias Mutua

El Mutua Madrid Open presenta un selecto palmarés. Para levantar al cielo de la capital de España el Trofeo Ion Tiriac, es necesario algo más que talento, también acreditar una carrera legendaria. Eso, al menos, es lo que desprende un simple repaso al historial de campeones que conserva el torneo desde que se instaló sobre la tierra batida de la Caja Mágica en 2009. Desde entonces, sólo el Big 4 conformado por Rafael Nadal, Roger Federer, Novak Djokovic y Andy Murray han podido hacerse con el prestigioso título de categoría ATP Masters 1000, además de Alexander Zverev, que se coló en este selecto listado el pasado curso.

El alemán de 22 años, que por edad es el encargado de asumir la candidatura para tomar el testigo de los ‘cuatro fantásticos’ a medio plazo, regresará a Madrid esta temporada para defender la corona que conquistó en 2018. Y tendrá que hacerlo en una edición muy especial, con aroma a tenis añejo y sabor a leyenda. La Caja Mágica volverá a reunir en un mismo escenario a raquetas que han marcado la historia de este deporte en el siglo XXI y también de este evento. De esta manera, si Sascha pretende defender su título tendrá que hacerlo frente a nombres como los de Nadal, Djokovic o Federer, que vuelve a jugar en tierra batida tres años después.

Por si fuera poco, este Mutua Madrid Open será una página en blanco sobre la que dos mitos del tenis español deberán escribir una emotiva carta. Para David Ferrer, de despedida, ya que será el punto final a su carrera como jugador; para Feliciano López, de bienvenida, al estrenar una nueva etapa desde el palco como director. Pero estas no serán las únicas historias que se narren en Madrid. Ya está todo preparado para el espectáculo, así que pasad, poneos cómodos y ¡disfrutad!

Con N de Nadal

¿Quién es el jugador que más títulos ha ganado en el Mutua Madrid Open? ¿Quién ha estado presente en un mayor número de finales? ¿Hay alguien que haya conquistado el trofeo cuando se disputaba en pista dura cubierta y lo haya hecho también en la nueva etapa sobre tierra batida? ¿Quién es el campeón más joven en la historia del torneo? ¿Alguien ha podido defender su corona alguna vez? Todas estas preguntas desembocan en la misma respuesta: Rafael Nadal.

En la vitrina del manacorense descansan cinco títulos en Madrid (2005, 2010, 2013, 2014, 2017) en un total de ocho finales (2009, 2011, 2015). Además, junto a Federer y Murray tiene el privilegio de haber ganado en las dos superficies que ha acogido el torneo. Y es la única raqueta que ha conseguido defender en alguna temporada un título cosechado el curso anterior (2013-14).

Este impresionante bagaje lo sitúa como el jugador con más victorias del torneo, con un total de 49. No obstante, en esta edición tratará de rebasar la barrera de los 50 partidos ganados en un mismo ATP Masters 1000, algo que también ha conseguido ya en Indian Wells, Montecarlo y Roma.

El compromiso de Nadal con el Mutua Madrid Open ha sido incuestionable. Tanto es así que este año iguala el récord de participaciones que contemplaba Feliciano López con 17 ediciones jugadas. Por otra parte, en las diez temporadas que el torneo se ha celebrado sobre polvo de ladrillo siempre ha llegado como mínimo a cuartos de final, salvo en 2012, cuando cedió en tercera ronda frente a otro histórico como Fernando Verdasco, que este año sumará, al igual que el manacorense y el toledano, 17 temporadas jugando el torneo de casa.

El campeón de 17 Grand Slam vuelve a la Caja Mágica para tratar de recuperar un reinado que le arrebataron de las manos en 2018, tras caer en cuartos de final frente a Dominic Thiem.

Bienvenido, Mr. Federer

Tres años después, Roger Federer ha vuelto a añadir en su planificación anual la tierra batida. Y el Mutua Madrid Open es una de las paradas obligatorias que el suizo ha reservado en su calendario para competir en la superficie más lenta, aunque la del Estadio Manolo Santana es la que mejor se adapta a sus características por la altitud sobre la que se eleva la capital de España. Su saque cobra más importancia que en otras pistas de tierra y puede acelerar su juego por encima de otros escenarios teñidos de arena. No obstante, el Trofeo Ion Tiriac es el que ha ganado en más ocasiones en un torneo de categoría ATP Masters 1000 sobre polvo de ladrillo.

El suizo no ha podido conquistar Montecarlo, donde ha cedido en las finales de 2006, 2007, 2008, 2014, ni Roma, un torneo donde ha repetido el mismo resultado cayendo en el partido por el título en 2003, 2006, 2013, 2015. Además, para potenciar el idilio de Federer con Madrid, se da la particularidad de que es el único jugador que ha podido ganar en pista dura cubierta (2006), en arcilla (2009) y en tierra batida azul (2012).

A sus 37 años, el de Basilea se cuelga el cartel de favorito, como siempre que parte en la parrilla de salida de cualquier torneo ATP. Su última participación se remonta a 2015, cuando brindó ante Nick Kyrgios uno de los grandes partidos de aquella edición que terminó del lado del australiano por 7-6(2), 6-7(5), 6-7(12).

Pero sus mejores resultados se condensan entre 2009 y 2012. En esos cuatro años, Federer disputó tres finales y una semifinal más, rescatando también algunos de los grandes capítulos que ha protagonizado ante Nadal en territorio ATP Masters 1000. Esta vez puede ser una buena oportunidad para verlos frente a frente con la tierra como juez.

Zverev contra todos

Sin duda, uno de los retos más complicados es repetir éxitos o lo que es lo mismo en el mundo del tenis: defender un título. Tanto es así que en la historia del Mutua Madrid Open sólo se ha conseguido en una ocasión. Todos los que lo han intentado han fracasado, salvo Nadal en una ocasión. Ahora es el turno de Alexander Zverev, el único jugador que ha sido capaz de interponerse entre el Big 4, añadiendo su nombre al del propio Nadal, Federer, Djokovic y Murray.

El alemán se ha asentado en la élite de la ATP y sus 22 años no son impedimento para que sea considerado como uno de los candidatos a los grandes títulos del circuito y, por qué no, ascender a lo más alto del ranking. Y si se analizan únicamente sus números en la Caja Mágica, su candidatura gana peso. Es cierto que sólo cuenta con dos participaciones en el torneo, pero presenta un imponente récord de partidos de 8-1. Sólo Pablo Cuevas ha podido derrotarle en la tierra batida madrileña, pero por el camino ha sido verdugo de rivales con gran rendimiento tradicionalmente en la capital de España como Tomas Berdych, Fernando Verdasco o Dominic Thiem.

Esta temporada tendrá la tercera oportunidad de su carrera para defender un título ATP Masters 1000. El pasado año no pudo hacerlo en Roma y Canadá, los dos primeros torneos de esta categoría que consiguió en 2017. A la tercera pretende que sea la vencida. Pero enfrente, además de las candidaturas de Nadal o Federer, tendrá que batirse con otros rivales como Djokovic, que ha recuperado el espíritu inmortal del pasado. Incluso sobre tierra batida.

El serbio sabe lo que es ganar en Madrid en 2011 y 2016, las dos ocasiones en las que se presentó en la final. A buen seguro, este curso vuelve para sacarse la espina del pasado año, cuando se despidió en segunda ronda frente a Kyle Edmund.

Ferrer y otros aspirantes

La terna de favoritos da paso a otras historias no menos interesantes en este Mutua Madrid Open 2019. Una de las más especiales es la que protagoniza David Ferrer, que fijó la Caja Mágica como el último escenario que pisará como jugador profesional. A sus 37 años, en la tierra batida madrileña pondrá final a una de las carreras más exitosas del tenis español, con 27 títulos ATP en su palmarés y el No. 3 del mundo como techo en el ranking. En Madrid su papel no ha sido menos brillante. Regular, como a lo largo de toda su carrera, se presentó en cuartos de final en seis de sus nueve participaciones sobre tierra batida, siendo las semifinales de 2010 (perdió ante Federer) y 2014 (p. ante Nishikori) su mejor resultado.

Thiem es otro de los nombres propios en las últimas temporadas. Su tenis brilla con luz propia en el Estadio Manolo Santana, pero se le ha resistido el título hasta en dos finales consecutivas. La primera, en 2017, la perdió frente a Nadal y la segunda, el pasado curso, ante Zverev. El austriaco de 25 años ha ganado el 77% de sus 13 partidos en Madrid y vuelve a ser uno de los grandes ‘outsiders’ de esta edición.

Tampoco hay que descartar una raqueta como la de Juan Martín del Potro. Si bien es cierto que desde 2012 no logra un resultado de peso llegando a semifinales, que estrenó por primera vez en 2009, el argentino tiene todos los argumentos posibles para pelear por el trofeo. El pasado año se despidió en tercera ronda frente a Dusan Lajovic en un ajustado final por 6-3, 4-6, 6-7(6).

La tierra batida madrileña ha sido también un buen tatami de batalla para Kei Nishikori, finalista en 2014. Sin suerte en las últimas ediciones, acumula tres años consecutivos midiéndose con Djokovic en Madrid. Finalmente, ante el público local jugadores como Roberto Bautista Agut, Pablo Carreño Busta o Fernando Verdasco se vuelven aún más peligrosos. Sea como sea, todos comparten un mismo sueño de partida: conquistar el trofeo el próximo domingo 12 de mayo.