El laberinto de la Caja Mágica

Antonio Arenas Noticias Mutua

Si es la primera vez que pisas la Caja Mágica, no te asustes. Es un laberinto. Los primeros minutos te encontrarás dando vueltas al mismo recorrido, pensando que en realidad estás yendo a la pista correcta, al piso correcto, a la puerta correcta. Y te encontrarás en el punto de partida. De nuevo, no te preocupes. Le pasa a todo el mundo que llega por primera vez al laberinto más tenístico del planeta. Una vez encuentres la clave para orientarte, le verás toda la lógica a la estructura, conocerás atajos y al final, acabarás alabando la inteligente y original manera en la que se ha levantado el paraíso de la raqueta en Madrid.

Tendrás garantizado tenis llueve, truena, granice o haga un sol abrasador. Y eso, créeme, es una de las mayores ventajas que tiene el Mutua Madrid Open. “Bueno, pero eso sería lo lógico”, dirán algunos. Cuando se trata de tierra batida, pocas veces hay paraguas. Que se lo digan a Roland Garros, que sigue batallando con las autoridades y los vecinos para tener su Philippe Chatrier o su Suzanne Lenglen a cubierto si es necesario. Horas y horas de planificación, viajes a París y llegar para que por los altavoces te anuncien que la jornada se ha suspendido. En Madrid, bienvenido. Aquí disfrutarás del tenis sí o sí.

El laberinto de la Caja Mágica, además, tiene pistas que serán escenario de partidos antológicos. Y no lo digo yo, lo dice el vigente campeón del torneo, Novak Djokovic: “A mí me importan los torneos Masters 1000. Los valoro mucho. Creo que siempre unen a los mejores jugadores del mundo. Algunos eventos, como por ejemplo en Europa, tienen una semana en la que cada día habrán partidos de altísima calidad. Eso es algo que no tienes ni siquiera en un Grand Slam. Eso es lo que hace que aún sea más complicado ganar en días consecutivos a jugadores del Top 5, Top 10”.

Djokovic no te engaña. Para ganar Madrid la pasada temporada, tuvo que vencer a su reflejo en el pasado, el croata Borna Coric, destinado a ser una de las estrellas del futuro. Al número dos español Roberto Bautista. A dos firmes candidatos a la gloria como Milos Raonic o Kei Nishikori. Y en la final, a Andy Murray, que le acabó arrebatando el número uno a final de año. Cada día de la semana un partidazo. Tal que así.

Pero es que además, tienes el mejor tenis femenino también. Y aquí podrás ver a la reina de Roland Garros, Garbiñe Muguruza. Y la verás jugar en casa, donde mejor se está. Podrás disfrutar del mejor tenis a golpe de metro, bus o incluso bici.

La primera vez que pisé la Caja Mágica, me perdí. Pero para eso está el Mutua Madrid Open. Si te pierdes, es muy posible que acabes en una pista de tenis. Y allí encontrarás a un jugador o una jugadora top. Eso está garantizado.

*Marta Mateo es periodista freelance, pertenece a la ITWA (International Tennis Writers Association) y ha cubierto todos los torneos del Grand Slam del circuito de tenis