Las frases del MMOPEN: día 5

Antonio Arenas Noticias Mutua

El quinto día de competición del Mutua Madrid Open nos ha traído el debut soñado para Carlos Alcaraz. Después de vencer su primer partido en un Master 1000 y citarse con Rafael Nadal el miércoles, mostraba su alegría: “Jugar delante de esta afición, especialmente jugar aquí en España. He venido a este torneo desde que era joven. Siempre he deseado jugar aquí en Madrid. Sí, es muy especial jugar aquí delante de todo el público, sí. Estoy realmente feliz”.

Por otro lado, la victoria ajustada de Fabio Fognini sobre Carlos Taberner nos depara derby italiano para la jornada del martes. Fognini traslada toda la presión a su compatriota, Matteo Berrettini: “Nos conocemos el uno al otro, es interesante porque yo no tengo nada que perder porque yo no soy el mejor clasificado de los dos”.

En el cuadro femenino Belinda Bencic y Petra Kvitova han celebrado su pase a cuartos de final. Belinda se expresaba así después de la retirada de su compañera y amiga Ons Jabeur: “Me sentí muy mal por ella. Es una persona muy agradable. Somos buenos amigas. No quieres que esto le pase a nadie y le deseo una pronta recuperación. Tal vez sea bueno que haya parado para no empeorar de cara a los próximos torneos”. Por su parte Kvitova destacaba la dureza del partido y como ha manejado los momentos finales del partido: “Estoy muy contenta de como he gestionado mentalmente el partido porque ha sido bastante duro, especialmente en el tercer set. Estoy muy contenta de que el saque me haya ayudado al final. Estoy contenta de cómo hemos jugado. Fue un tenis muy bonito”.

Precisamente la rival de la checa será la australiana Ashleigh Barty número uno del mundo, que afrontan su décimo partido entre ambas. Barty ha destacado: “me encanta jugar contra Kvitova, saca lo mejor de mí. Es un reto, otro test. Ella ha ganado el torneo varias veces, le gustan las condiciones del torneo”.

Despedimos la jornada con la victoria de la española Paula Badosa que se cuela en sus primeros cuartos de final de un WTA 1000 y que agradecía el cariño de la afición: “Me empujaron hasta el último momento. El público aquí es increíble. Los sientes muy cerca. Sientes que te empujan en todo momento. Aquí siento el amor. En el tenis, echamos de menos a los aficionados. Aquí por fin podemos tener a los aficionados. Estoy feliz”.

Mañana debutarán algunos cabezas de serie como Rublev o Bautista y seguro que nos dejan grandes citas para analizar.