Las frases del MMOPEN: día 7

Antonio Arenas Noticias Mutua, Tenis femenino, Tenis masculino

Un día de ensueño, así podemos calificar la séptima jornada del Mutua Madrid Open. Paula Badosa después de besar la arcilla de la Caja y ser la primera española de la historia en meterse en semifinales del torneo, valoraba: “Es una sensación increíble. No me lo esperaba en absoluto. Hacer mis primeras semifinales, mi mejor resultado en mi carrera delante de toda mi gente, no puedo pedir nada más”. Su rival en semifinales será Ashleigh Barty que afronta el partido de mañana recordando su enfrentamiento previo: “Después de haber jugado contra ella hace un par de semanas, hay cosas que aprendí de ese partido, e intentaremos tenerlas en cuenta mañana lo mejor posible y salir al campo a intentar ejecutarlas”.

Si la jornada comenzaba así, la central nos ha deparado el debut de Rafa Nadal frente al cumpleañero Carlos Alcaraz. Un sueño para el murciano: “es increíble, pasar mi cumpleaños jugando contra Rafa, aprendiendo de él, sí, jugando aquí en Madrid” resumía Alcaraz. Por su parte Rafa Nadal destaca las virtudes del prometedor jugador murciano: “Realmente creo que es un jugador completo. Es valiente, de ir a la red muy a menudo. Gran derecha, gran revés. Por supuesto, necesita mejorar un poco el saque, pero sólo tiene 18 años, así que tiene mucho tiempo. Como he dicho, es bastante humilde y es muy trabajador, así que no tengo ninguna duda de que lo conseguirá”. Ojalá se cumplan los vaticinios.

Hoy también han debutado el campeón de 2018 Alexander Zverev y el ruso Daniil Medvedev. El alemán se mostraba feliz después de deshacerse en dos mangas del japonés Kei Nishikori: “mi servicio ha funcionado bastante bien, creo que mis devoluciones y mi revés también. En general, fue un buen partido para mí, porque contra alguien como Kei, tienes que ganar el partido tú mismo porque él no te va a regalar nada. Creo que hoy lo he hecho bien” resumía el germano. Por su parte el ruso valoraba el hecho de haber podido remontar un partido. “He perdido partidos así en tierra batida, así que sabía que no había nada más que hacer que seguir jugando, porque no estaba jugando mal. Conseguí, sí, terminar los momentos importantes con algunos buenos golpes, y esa fue la clave para ganar el partido”.

Lo dicho, un día repleto de partidos y emociones. Ojalá el día de mañana siga los mismos derroteros