¿Qué ha hecho Halep en el Mutua Madrid Open?

Antonio Arenas Noticias Mutua

“Madrid es un torneo muy especial para mí”. Así define Simona Halep, número dos del mundo, lo que significa el Mutua Madrid Open para ella. Y es que se trata del mejor torneo para la rumana de 27 años, que aquí ha ganado en dos ocasiones y ha alcanzado tres finales. Junto con el torneo de Bucarest, en su Rumanía natal, Madrid ha sido el torneo que más alegrías y éxitos le ha reportado. Por ello, Halep ha hecho de la Caja Mágica su casa, su torneo, y todo ello con el siempre leal ejercito de fans de la rumana, que nunca falta a su cita con la capital de España. 

Como si fueran dos piezas destinadas a encajar perfectamente, Halep y Madrid tardaron unos años en cruzar sus caminos. El torneo de Madrid no fue incluido en el calendario WTA hasta el año 2009, cuando fue designado como uno de los cuatro torneos de categoría Premier Mandatory. Fruto de su juventud e iniciando su aventura en el circuito profesional femenino, Simona Halep no tenía el ranking necesario para participar en el torneo. La rumana, caracterizada porgolpes potentes, un juego de piernas de infarto y un gen competitivo extraordinario, comenzaba a atisbar un futuro prometedor, especialmente en tierra batida, donde demostró tener las capacidades necesarias para triunfar en ella y donde obtuvo sus primeros títulos. 

La trayectoria ascendente e imparable, con especial énfasis en sus actuaciones sobre polvo de arcilla, no pasó desapercibida para la organización del Mutua Madrid Open, que no dudó en seguir los pasos de la joven jugadora rumana en la fase previa de clasificación para la edición de 2011. Aquel año fue el debut de Halep en el torneo, al que llegó con un ranking de Top 60. La de Constanza superó los tres partidos de la previa y accedió al cuadro principal por primera vez en su carrera. No obstante, no pudo pasar de la primera ronda donde perdió frente a la francesa Marion Bartoli. 

Con su buen hacer en el 2011, dando la sorpresa ante jugadoras instaladas en el Top 10 y consolidándose entre las 50 mejores jugadores del mundo, Halep consiguió acceder al cuadro principal de Madrid en 2012. Sobre la pista azul protagonizó una dura batalla frente a la mayor de la hermanas Williams: Venus. La siete veces campeona de Grand Slam e invitada por la organización se encontró con una joven con aptitudes más que aptas para plantarle cara en tierra batida. El 6-1 de la norteamericana en el primer set hacía presagiar un paseo triunfal para Venus, pero el partido se endureció y Halep igualó la contienda. La joven, mostrando un nivel altísimo, acabó hincando la rodilla ante la veteranía de la americana, que consiguió cerrar el partido en el tie-break del último set. 

Un año después la suerte le fue esquiva a la rumana en Madrid. Volvió a tener una dura batalla en primera ronda, donde acabó cediendo en tres mangas ante la española Lourdes Domínguez. 

En 2014, tras una temporada pasada aciaga en juego y resultados, Simona Halep dio el salto a la planta más elitista del tenis, colándose en el Top 10, y llegó a Madrid como número cuatro del mundo. Aquí firmó su mejor torneo hasta la fecha. Consiguió vencer en las primeras rondas sin apenas complicaciones ante Julia Goerges, Lara Arruabarrena y Sabine Lisicki. También obtuvo importantes victorias frente a la campeona de Roland Garros en 2008, Ana Ivanovic, y la campeona de Madrid en 2011, Petra Kvitova. Esto dejó a Halep a un solo paso de tocar la gloria por primera vez en un Premier Mandatory, pero su objetivo fue truncado por la contundencia y agresividad de la ex número uno del mundo, Maria Sharapova. Ganó el primer set la rumana de manera clara (6-1), pero después la rusa se inspiró y Halep no encontró la forma de pararla. 

Habiendo conseguido su primer Premier Mandatory en Indian Wells, la entonces número dos del mundo no pudo repetir su buena actuación en Madrid en la edición de 2015 y cedió en su primer partido frente a Alizé Cornet. 

Cinco años después de su debut en el torneo, Halep fue capaz de grabar con letras de oro su nombre en el palmares del Mutua Madrid Open después de firmar un torneo prácticamente perfecto. Solo cedió un set en los cuartos de final frente a Irina Camila Begu y en su final contra Dominika Cibulkova no dio opción a eslovaca y se alzó con el primero de sus dos títulos en Madrid. El segundo lo consiguió de manera consecutiva un año después. El triunfo de Simona en 2017 no fue tan contundente como el año anterior, pero sí igual de efectivo. Tuvo que sufrir en los partidos frente a Vinci y Stosur, en tercera ronda y octavos de final, a las que tuvo que ganar en el definitivo tercer set. La final frente a Kristina Mladenovic fue un fiel reflejo de la aventura de la rumana aquel año en Madrid. Volvió a demostrar una inconmensurable capacidad de sufrimiento y aguante para finalmente tocar por segunda vez la gloria. Eso sí, le costó hacer sucumbir a la francesa, que realizó un torneo fantástico y que consiguió robarle un set a la rumana. Sin embargo, aquejada por unos problemas de espalda no pudo plantar cara en la tercera manga a una Halep que ya había puesto el piloto automático hacia otro trofeo Ion Tiriac. 

El año pasado las sensaciones apuntaban a un tercer triunfo consecutivo de la jugadora de Constanza, pero se vio sorprendida por una gran Karolina Pliskova en los cuartos de final. 

Por sus exitosos antecedentes, por su amor a Madrid y por su carácter competitivo, Simona Halep promete volver a hacer disfrutar al público madrileño y se postula como candidata al título. 

¿Conseguirá la rumana su tercer cetro en Madrid?