Ramos: «Es muy especial jugar aquí»

Antonio Arenas Noticias Mutua, Tenis masculino

Albert Ramos Viñolas, recientemente coronado como campeón del ATP 250 de Estoril, llegó a su 9ª aparición en el Mutua Madrid Open con la intención de estrenarse, y así lo hizo (7-5, 5-7 y 6-5). No se lo puso nada fácil el estadounidense Taylor Fritz, que forzó el tercer y definitivo set que terminó llevándose el tenista español a las 2 horas y 29 minutos de partido. Como tampoco se aliaron con el No. 37 del ránking ATP los problemas físicos que le hicieron parar en la segunda manga: “He ido al médico y en principio hoy no es nada grave, pero me molesta un poco. Espero estar bien mañana”. A pesar de todo, el jugador catalán certificó su pase a la segunda ronda del Masters 1000 madrileño.

Mañana Ramos se verá las caras con el argentino Federico Delbonis, un rival que “quizás no es el más conocido para el público”, según definió el español, pero al que dijo conocer “muy bien” y contra el que aseguró que tendrá “un partido muy complicado”. Esta será la 7ª ocasión que se enfrenten ambos tenistas, con un balance hasta la fecha de 4 victorias para el No. 77 del ránking ATP y 2 para el tenista de Barcelona. Curiosamente, la primera ocasión que Ramos y Delbonis jugaron en un cuadro final fue en la primera ronda del Mutua Madrid Open 2012, partido que terminó llevándose el argentino. De cara a este enfrentamiento, Ramos intentará “descansar al máximo para mañana hacer un buen partido”.

Un factor muy importante de cara a conseguir el pase a la tercera ronda será la presencia de público en las gradas. “Es muy especial jugar aquí. En Madrid, el público está siempre volcado y muy encima”, reconoció Ramos. Y es que para los tenistas españoles siempre supone un plus contar con el apoyo del público local, un apoyo que el tenista catalán afirmó haber sentido cada vez que ha saltado las pistas de la Caja Mágica: “Siempre que juego aquí siento que el público me anima mucho y en los momentos malos siempre te intentan levantar”. Aunque los tenistas están echando en falta el poder “ir a cenar” o “dar una vuelta” por Madrid, el No. 37 del ránking ATP habló sobre lo privilegiados que se sienten: “Tenemos la suerte de poder estar jugando en estos momentos tan difíciles”.