Suárez y Sorribes avanzan a segunda ronda en el #MMOPEN

Antonio Arenas Noticias Mutua

Carla Suarez ha hecho las delicias de los aficionados que abarrotaban el Estadio Arantxa Sánchez al ganar en primera ronda a la griega Maria Sakkari por 6-3, 6-3. Carla empezó como un ciclón el partido con cinco juegos consecutivos, pero en ese momento las fuerzas se igualaron y la jugadora griega consiguió maquillar el resultado.

En el segundo set, Sakkari empezó rompiendo el saque de Carla, pero fue un espejismo. La canaria puso la directa y con un tenis alegre y vistoso terminó llevándose el partido de forma clara. En la siguiente ronda se enfrentará ante la eslovaca Viktoria Kuzmova que venció a la alemana Julia Goerges.

También Sara Sorribes disputará la segunda ronda del Mutua Madrid Open. En un duelo fratricida ante Lara Arruabarrena, la valenciana ha terminado imponiéndose en un disputadísimo partido por 6-4, 3-6, 6-1 y más de dos horas y cuarto de juego. “La verdad es que ha sido muy duro y también muy mental. Jugar contra una española siempre tiene un componente psicológico extra porque la conoces más, y yo me llevo muy bien con Lara así que no ha sido nada fácil” ha declarado Sorribes al finalizar el encuentro.

Ambas jugadoras habían accedido al cuadro final del torneo gracias a una invitación de la organización, pero ha sido Sorribes la que ha estado más acertada en los momentos decisivos. Será la segunda vez que Sorribes dispute la segunda ronda en Madrid tras vencer la temporada pasada a Madison Keys en la primera fase y caer derrotada en la segunda ante la checa Kristyna Pliskova. La jugadora nacida en la Vall d’Uixó tendrá un complicado duelo en la segunda ronda contra la actual número uno mundial, pero se muestra optimista: “intentaré sorprenderla, aprovechar todo lo que pueda y sobre todo, disfrutar mucho. Tenemos nuestras opciones, y aunque sean pocas las intentaré aprovechar lo máximo posible”.

Por su parte, Garbiñe Muguruza no ha podido superar su primer encuentro en la Caja Mágica y ha caído derrotada por la croata Petra Martic por 7-5, 7-6(2). La hispano-venezolana tuvo hasta cinco bolas de set para llevarse el segundo parcial, pero Martic sacó a relucir su mejor juego en los momentos más complicados para conseguir llegar con vida al tie break. En el desempate definitivo, la croata templó mejor los nervios y terminó imponiéndose a una Garbiñe que tendrá que esperar un año más para poder levantar el título en casa.

“Tengo que ser más inteligente jugando. Creo que ahí ha sido un pequeño fallo. Luego, ella ha aprovechado y le ha dado la vuelta. Pero sí que es cierto que he tenido muchas oportunidades”, ha valorado la No. 20 del mundo en sala de prensa tras el partido. “Al final, es sólo un torneo. Es muy importante, pero no deja de ser sólo un torneo. Por suerte, la semana que viene tengo otro. Miraré el partido y miraré a ver qué puedo hacer mejor […] Siempre vengo aquí con muchas ganas de jugar. Y, por A o por B, siempre parece ser que no llego al final del torneo. Pero este año me he sentido mejor en la pista, un poco más relajada quizá que otros años. Y mi nivel ha estado ahí. Lo que pasa es que no he sabido cerrar el partido: ni el primer ni el segundo set. Estoy un poco triste”, se ha sincerado.