Zverev continúa su defensa del título

Antonio Arenas Noticias Mutua

Alexander Zverev ha superado su primera situación comprometida en este Mutua Madrid Open 2019 para acceder a cuartos de final. El vigente campeón del torneo, No. 4 del mundo, ha tenido que remontar este jueves (3-6, 6-4, 6-4) ante una de las sorpresas del año y también de esta competición: el polaco Hubert Hurkacz, No. 52 del ranking.

Tras eliminar a Álex de Miñaur en primera ronda y a Lucas Pouille en segunda, el joven de 22 años quería a una nueva víctima de enjundia para su historial de este curso. Que también incluye, hasta la fecha, a Kei Nishikori, Denis Shapovalov y Dominic Thiem. De ahí su gran inicio de encuentro en el Estadio Arantxa Sánchez Vicario. Con break y 2-0 primero, se sobrepuso a una rotura de Zverev (2-1) en el juego siguiente (3-1) y después mantuvo el servicio hasta el final del set.

A Zverev, que fue el rival de David Ferrer en el último partido de su carrera, bien pudieron asolarle las dudas que le han acompañado en los últimos meses. Y más después de encajar una nueva rotura en el séptimo juego del segundo set (4-3). Pero el alemán supo recomponerse para apuntarse el siguiente punto de break (4-4) y, dos juegos después, colocar el 1-1 en el electrónico.

Pero Hurkacz no iba a rendirse tan fácilmente. Su condición de debutante en Madrid no le frenó en absoluto. Tampoco el hecho de que la arcilla no se le dé tan bien como a Zverev. Volvió a adjudicarse un break en el arranque del tercer set (1-0) y se puso 2-0 en el mismo. Pero el último vencedor del Ion Tiriac Trophy aguantó el tira y afloja psicológico, que también pesó lo suyo en el partido, y empató el marcador (2-2). La hora de la verdad llegó en el décimo y último juego del encuentro. Cuando el tie-break no parecía una opción descabellada, el jugador de Hamburgo mandó a paseo toda opción de muerte súbita: un break le dio el partido, con Stefanos Tsitsipas como próximo rival, tras 2 horas y 11 minutos de lucha.

Tsitsipas, No. 9 del mundo, ha puesto fin a la aventura de Fernando Verdasco, No. 38. El griego, uno de los diamantes en bruto de la #NextGenATP, apenas ha dado opciones al madrileño en el Estadio 3 de la Caja Mágica (6-3, 6-4). En el primer enfrentamiento entre ambos jugadores, el ganador en Estoril y Marsella, además de primer semifinalista de un Grand Slam con 20 años desde Novak Djokovic, ha sido muy superior para certificar su pase a cuartos.

La resistencia de Verdasco, que venía de jugar dos partidos consecutivos a tres sets ante Radu Albot (primera ronda) y Karen Khachanov (segunda), duró tres juegos. Al cuarto, Tsitsipas le rompió el servicio (3-1) y dio un gran paso adelante para llevarse la primera manga. Algo que se confirmó minutos después, sin que el jugador local pudiese aprovechar ninguna de las dos bolas de break de las que dispuso.

Las cosas no le fueron mucho mejor en el segundo parcial. Nada más iniciarse este, Verdasco cedió su servicio por segunda vez en el partido (1-0). A consecuencia del break, fue incapaz de sobreponerse a un marcador adverso que llegó a ser hasta de un 4-1. Su primera y única rotura de servicio del encuentro le permitió acercarse a Tsitsipas hasta en dos ocasiones (4-3 y 5-4), pero el heleno dijo ‘basta’: no dio opción a que el duelo se alargase más de la hora y 27 minutos al ganar el juego definitivo al saque.