Tsitsipas ilumina la noche del #MMOPEN

Antonio Arenas Noticias Mutua, Tenis, Tenis masculino

Stefanos Tsitsipas echó este miércoles el cierre al noveno día de competición del Mutua Madrid Open sellando su pase para los octavos de final. El griego debutó en la Caja Mágica imponiéndose a Lucas Pouille en dos sets (6-3, 6-4) e invirtiendo una hora y siete minutos de juego en el Estadio Manolo Santana.

El cuarto cabeza de serie del Masters 1000 que se disputa en la capital española entró en escena bajo los focos de la sesión nocturna sin darle apenas opciones al tenista francés, invitado con wildcard por parte de la organización. El finalista sobre la arcilla madrileña en 2019 busca seguir con la buena en la gira europea tras el título en Montecarlo y los cuartos de final en Barcelona.

Tsitsipas logró reinar en el intercambio de tres roturas de servicio seguidas. El ateniense desniveló la balanza en el cuarto juego (3-1), recuperó Pouille en el quinto (3-2) y de nuevo la ventaja se situó del lado del heleno (4-2). Esta mínima ventaja de un break fue suficiente para definir el primer set en media hora de duración.

 

Al No.5 de la ATP le bastó con un quiebre inicial en el segundo acto para administrar la renta hasta finiquitar el triunfo sin apenas verse inquietado por el galo. Con un ‘ace’, el séptimo en su cuenta particular, Tsitsipas facturó su octavo triunfo del curso sobre tierra batida en este curso, por solamente un tropiezo.

Este jueves, el vigente finalista de Roland Garros buscará los cuartos de final ante Grigor Dimitrov. El búlgaro llega a los octavos tras imponerse al estadounidense Maxime Cressy (6-2, 7-6[4]) y al argentino Diego Schwartzman (6-0, 6-3), sin ceder un solo set por el camino.

‘Efecto Caja Mágica’

Tsitsipas celebró su estreno con triunfo en el #MMOPEN y señaló las buenas vibraciones que le transmite el torneo madrileño. “Estoy muy contento por haber vuelto a Madrid. Ha sido un gran inicio, como es habitual, gracias a la energía de la Caja Mágica”, señaló.

El griego no quiso lanzar todavía las campanas al vuelo en torno a sus opciones de llevarse el título a pesar de ser uno de los principales favoritos. “Queda un largo camino todavía hacia el título. Pero espero que, cuando me vaya de aquí, poder hacerlo con grandes recuerdos”, reconoció con media sonrisa.