Verdasco suma en Madrid la victoria No. 500 de su carrera

Antonio Arenas Noticias Mutua

Competir en la Caja Mágica siempre es un motivo de confianza para el tenis español. Y los partidos del martes volvieron a remarcar esa premisa. En una jornada marcada por las lluvias, las interrupciones y la paciencia, los jugadores locales dieron un importante paso al frente sobre la tierra batida del Mutua Madrid Open.

Liderando una nómina de ganadores locales, Fernando Verdasco se desató en su ciudad natal para vencer por 7-5, 6-4 al italiano Paolo Lorenzi. El madrileño completó una jornada especial en la Caja Mágica al dibujar la victoria No. 500 de su carrera en el circuito.

«Ha sido un partido especial por jugar en casa, en mi ciudad, ante mi familia y mis amigos«, declaró el actual No. 37 del mundo. «Llevo tres semanas con una rotura fibrilar en el gemelo y hasta los últimos días no sabía si jugar o no, no pude jugar en Barcelona. El primer partido muchas veces es el más complicado. ¿Dónde mejor que en Madrid para conseguir 500 victorias?»

Verdasco se convierte así en el sexto jugador español en la historia capaz de alcanzar el medio millar de triunfos. Una lista en la que comparte cartel con Tommy Robredo (533), Carlos Moyá (575), Manuel Orantes (639), David Ferrer (724) y Rafa Nadal (889).

El antiguo No. 10 mundial medirá en la segunda ronda al argentino Leonardo Mayer, que se impuso por 7-5, 6-4 al italiano Fabio Fognini.

El carácter de Roberto Bautista salió a relucir en un encuentro vibrante. El tenista de Castellón abrió la senda para la Armada española con una notable remontada por 6-7(3), 6-4, 6-4 ante el estadounidense Jared Donaldson. El undécimo cabeza de serie atravesó una batalla de dos horas y 29 minutos de juego hasta apretar los dientes en el Estadio Arantxa Sánchez.

El levantino se citó en segunda ronda ante el alemán Philipp Kohlschreiber, reciente finalista sobre la tierra batida de Múnich y vencedor ante el japonés Yuichi Sugita por 6-4, 6-3.

Un convencimiento absoluto mostró también Albert Ramos-Viñolas, ganador en uno de los duelos más dramáticos de la jornada. El catalán remontó por 5-7, 6-2, 7-5 al alemán Peter Gojowczyk tras dos horas y 31 minutos de duelo. Su destreza al resto le proporcionó hasta seis roturas de servicio para inclinar el partido.

El jugador de Mataró se enfrentará en la segunda ronda al uruguayo Pablo Cuevas, que desbordó en otro partido agónico al cabeza de serie No. 12 estadounidense Jack Sock por 6-7(5), 6-4, 6-0.

Carreño Busta y García-López dicen adiós

La exigencia del Mutua Madrid Open es máxima desde el primer encuentro y nadie escapa del peligro de un debut adverso. La velocidad de pelota en la capital española fue un desafío a controlar incluso por figuras contrastadas, expuestas a la eliminación en esta jornada de martes.

El asturiano Pablo Carreño Busta, instalado en la madurez de su carrera, tuvo que despedirse de la Caja Mágica en su partido de apertura. En un encuentro de altísimo ritmo, el croata Borna Coric superó por 6-4, 6-2 al tenista de Gijón, mostrándose como uno de los valores más sólidos de la nueva generación.

En un duelo limpio sobre la arcilla de la pista Arantxa Sánchez, el balcánico conectó 12 aces y conservó todos sus turnos de servicio camino de la victoria. Medirá en segunda ronda al alemán Jan-Lennard Struff, que superó al rumano Marius Copil por 6-4, 6-4.

Por su parte, el manchego Guillermo García-López no pudo frenar el juego directo del estadounidense Ryan Harrison. El jugador de Louisiana se impuso por 6-4, 7-6(7) en una hora y 32 minutos y enfrentará en segunda ronda a su compatriota John Isner.