La confirmación definitiva de Na Li

Mutua Madrid Open Tenis femenino

2013 ha sido un gran año para la jugadora china Na Li, que gracias a su enorme regularidad y a sus grandes actuaciones en dos de los torneos más importantes del año ha conseguido finalizar la temporada en la tercera posición de la clasificación de la WTA, su mejor puesto histórico en ese ranking.

Pese a que tuvo un despegue tardío, la carrera de Na Li ha seguido una curva ascendente que he hecho a la jugadora nacida en Wuhan situarse entre las mejores del mundo en los últimos años, cuando ya rondaba los 30 años.

La temporada comenzó para ella de forma brillante, con un triunfo en su primer torneo de la campaña disputado precisamente en su país, en Shenzhen. Solo unos días después llegó a las semifinales del torneo de Sidney, y confirmó su excelente inicio de temporada alcanzando por segunda vez en su carrera la gran final del primer Grand Slam de la temporada, el Abierto de Australia. Allí dejó fuera a jugadoras como Agnieszka Radwanska y Maria Sharapova antes de perder en una bonita e igualada final ante Victoria Azarenka por un marcador de 4-6, 6-4 y 6-3.

Después de firmar buenas actuaciones también en los torneos de Miami y Stuttgart, donde llegó a la final, pasó una mala racha en los torneos sobre tierra del mes de mayo, y no firmó buenas actuaciones en el Mutua Madrid Open, en el torneo de Roma ni en Roland Garros. A partir de ahí, Li protagonizó una gran recta final de temporada, alcanzando al menos los cuartos de final en todos los torneos que disputó, entre ellos Wimbledon y el US Open, donde llegó a semifinales.

La demostración de su gran estado de forma al final del año llegó con su magnífica actuación en el WTA Championships de final de temporada, donde ganó sus cuatro primeros partidos ante Azarenka, Sara Errani y Jelena Jankovic en la Round Robin y ante Petra Kvitova en las semifinales antes de caer en la final ante la inabordable Serena Williams. Li, sin embargo, tuvo sus opciones en esa final, y se hizo con el primer set antes de acabar cediendo en tres mangas. Su gran actuación en el torneo de Estambul permitió a la jugadora china superar en la clasificación a Maria Sharapova y terminar el año en el número 3 de la WTA, su mejor clasificación histórica.

El protagonismo de Li va mucho más allá del tenis. La tenista china es todo un icono global en el mundo del deporte y quizá la deportista más conocida de su país, y actuaciones como la de esta temporada no hacen sino encumbrar más todavía a una jugadora llena de talento.2013 has been a great year for Chinese player Li Na, who thanks to her supreme consistency and good performances in two of the season’s biggest tournaments, has managed to finish the calendar year as third in the WTA rankings, her highest ever position.

Despite taking off relatively late, the career of Li Na has followed an ascending curve that has allowed the Wuhan-born player to now find herself well and truly amongst the world’s best aged 30.

She started the season brilliantly; winning the first tournament she entered on home soil in Shenzhen. A few days later she reached the semi-finals in Sydney, and confirmed her terrific start to the season by reaching the Australian Open final for the second time in her career, knocking out Agnieszka Radwanska and Maria Sharapova en-route, before she eventually fell 4-6, 6-4, 6-3 to Victoria Azarenka.

Following good showings in Miami and Stuttgart, where she reached the final, her form slumped a little on clay, not performing well at any of the major tournaments on the surface, such as the Mutua Madrid Open, the Rome tournament and Roland Garros. Following that, she had a terrific end to the season, reaching at least the quarterfinals in every tournament she took part in, including Wimbledon and the US Open, where she made it to the semis.

The build up of form towards the end of the season saw her put in a terrific performance at the WTA Champions, winning her first four games at the tournament against Azarenka, Sara Errani and Jelena Jankovic in the group stage, and downing Petra Kvitova in the semi-final before coming up short against an irresistible Serena Williams in the final. She had her chances in the match, and took the first set, however lost in three. Her exploits in Istanbul saw her overtake Maria Sharapova and finish the season as the world number three, her highest ever position in the WTA rankings.

Li Na’s appeal goes well further than just the tennis world. She is a global sporting icon, and perhaps even the most well known sportsperson in her country, and performances like this season will only help build the talented player’s profile even more.