España, cerca de una nueva final

Mutua Madrid Open Tenis masculino

Una épica victoria de Nicolás Almagro sobre John Isner en un partido a cinco sets dio al equipo español una ventaja de 2-0 sobre Estados Unidos que le deja al borde de la que sería su cuarta final de la Copa Davis en cinco temporadas.

David Ferrer abría la eliminatoria solo unos días después de caer ante Novak Djokovic en las semifinales del US Open, y el jugador español acusó el cansancio y el poco tiempo de adaptación a la pista de tierra batida de Gijón. Eso lo aprovechó Querrey para sorprenderle en una primera manga que se apuntó por 6-4.

Sin embargo, Ferrer se recuperó y demostró su enorme calidad en un torneo talismán para él, y especialmente sobre tierra batida, donde ha ganado los 15 partidos que ha disputado. El alicantino se metió rápidamente en el partido tras perder el primer set, y no tardó demasiado en devolvérsela a Querrey con un 6-2 en el segundo set. A partir de ahí, más cómodo sobre la pista y lanzado por el apoyo del público local, Ferrer no sufrió más, y cerró el partido por un 4-6, 6-2, 6-2 y 6-4. «Ha sido un partido duro y complicado en todo momento, sobre todo físicamente. Estoy feliz por llevar el primer punto a España», comentó el jugador tras el partido.

Después le llegó el turno a Almagro. El murciano comenzó bien el encuentro ante John Isner, y rápidamente consiguió un ‘break’ que le hizo tomar ventaja en el marcador. Después solo tuvo que seguir ganando su servicio para apuntarse con comodidad la primera manga. En la siguiente, el jugador español se relajó en exceso, y eso lo aprovechó Isner para igualar el partido apoyado en su impresionante servicio, que le hizo terminar el choque con 24 puntos directos de saque.

En lo que era un encuentro sin demasiado ritmo, al público le costó meterse en el partido, pero el empuje de Almagro en la tercera manga fue haciéndolo posible. El jugador español se vio cada vez más cómodo en la pista, cerró la tercera manga con otro 6-4, y siguió en la misma línea en la siguiente. Sin embargo, su falta de acierto en los puntos decisivos al resto le impidieron cerrar el partido, y la rápida reacción de Isner le hizo llevarse el cuarto set de forma inesperada y forzar la quinta y definitiva manga.

En ese último set, Almagro siempre fue por delante en el marcador, manteniendo su servicio y poniendo en aprietos el saque de su rival, pero de nuevo le costó decidir en sus puntos de ‘break’. El murciano falló cuatro puntos de partido, que hicieron al público temer un desenlace similar al de la manga anterior, pero finalmente al quinto fue el definitivo, y Almagro pudo cerrar la que es sin duda la victoria más importante de su carrera en la Copa Davis.

La ventaja de España hace que solo necesite ganar uno de los tres partidos que quedan para certificar su clasificación en la final. Su primer punto de eliminatoria llegará en el encuentro de dobles de este sábado entre los españoles Marcel Granollers y Marc López y la mejor pareja del mundo, los hermanos Mike y Bob Bryan.

En la otra eliminatoria, Argentina domina 1-0 a la República Checa tras el primer partido entre Juan Martín del Potro y Radek Stepanek.Nicolás Almagro’s epic five set victory over John Isner gave the Spanish team a 2-0 cushion over team USA, and now the Europeans are odds on to reach their fourth Davis Cup final in five years. David Ferrer got the action under way earlier just days after being sent out of the US Open semi-final by Novak Djokovic. The Spaniard’s exhaustion and lack of preparation time for the Gijon courts favoured his opponent, Querrey, who took the opening set 6-4.

However, Ferrer quickly recovered and showed his incredible ability in this tournament, especially on clay, where he has won all 15 matches he has played in. After losing the first set he bounced back to level matters with a 6-2 win in the second. From that point on, and with the home support cheering him on, Ferrer made routine work of the rest of the encounter and killed it off 4-6, 6-2, 6-2, 6-4. «It was a hard and complicated match throughout, especially physically speaking. I’m happy to have given Spain it’s first point» he remarked after the match.

After that it was Almagro’s turn. The Murcia native started off well against John Isner, and very quickly broke his opponent’s serve to take the lead on the scoreboard. From then on he was able to hold his own serve to take down the first set. He took his foot off the gas in the second though, which Isner was only too happy to take advantage of, using his devastating serve to full effect to equal matters. By the end of the match the American had recorded 24 aces.

In what was a pretty frenetic tie, the crowd found it hard to get into the match, but Ferrer’s kick start in the third set helped change that. The Spaniard started to grow in confidence and was able to close the third set 6-4, and looked set to continue in a similar vain in the fourth. However, he struggled to kill off games, allowing his opponent was to unexpectedly come back into the match by taking the fourth set and forcing a fifth.

Almagro kept a lead throughout the definitive set, maintaining his serve and putting the American under pressure on his. But once again he wasn’t able to close off the break points. The Spaniard lost four match points, which played with the crowd’s nerves as they thought a similar fate to the fourth set was on the cards. Nevertheless, he was able to do what was needed and record what is without doubt his most important victory in the Davis Cup to date.

Spain’s two point advantage means that it only needs to win one of tomorrow’s three encounters to reach the final. The first of those encounters will come in the doubles, where Marcel Granollers and Marc López take on the no. 1 pair in the world, Mike and Bob Bryan.

In the other semi-final, Argentina lead the Czech Republic 1-0 after Juan Martín del Potro beat Radek Stepanek.