Un sólido Thiem se cita con Nadal

Antonio Arenas Noticias Mutua, Sin categoría

Se medían en la segunda semifinal del Mutua Madrid Open Dominic Thiem y Pablo Cuevas. Ambos tenistas buscaban un puesto en la gran final del torneo madrileño. Los dos llegaban al partido tras haber dado diferentes sorpresas a lo largo de la semana, y finalmente fue el austríaco, y número 9 del ranking ATP, quien logró dar el penúltimo paso para lograr conquistar el trofeo Ion Tiriac. Se llevó la victoria con un doble 6-4 en una hora y 23 minutos.

La primera manga comenzó con los dos jugadores muy seguros en el saque y sin conceder opción alguna al rival de conseguir un break. Los porcentajes de puntos ganados tanto con el primero como con el segundo, estaban siendo muy elevados. Hasta el quinto juego, no apareció la primera bola de ruptura, oportunidad que aprovechó Thiem para ponerse por delante (3-2). Esto, cambió el devenir del set inicial.

El austríaco estaba realizando un juego muy agresivo con su drive, con golpes muy profundos, que empezaba a poner en problemas a Cuevas. Además, la solidez que estaba demostrando en el servicio, no cometió ni una sola doble falta, hacía que el choque se fuese poniendo cuesta arriba para su contrincante. Con esto le sirvió al Top-10 más joven que hay en la actualidad para cerrar este primer asalto con 6-4.

El segundo set de esta semifinal, se inició con intercambio de golpes por medio de ambas partes. Aún así, Dominic Thiem seguía transmitiendo unas sensaciones algo mejores y disponiendo de algunas opciones para lograr el break, como ya hizo en el acto anterior. Sin embargo, al austriaco le costaba aprovechar las oportunidades de acercarse un poco más a la victoria. Llegó a malograr hasta seis opciones antes de llegar, por fin, a ganarle el saque al uruguayo para ponerse 5-4.

El duelo ofreció momentos en los que se pudo ver un tenis de gran calidad. La garra de Cuevas que, para intentar poner a Thiem en apuros, comenzó a subir a la red con mayor frecuencia, y el gusto por el juego directo del actual número 9 del mundo, estaban haciendo del partido un espectáculo muy vistoso. Sin embargo, el arrebato de orgullo del uruguayo, no fue suficiente para bajar la moral de un rival que cerró la contienda en dos sets y selló su pase a la final.

En en último partido del Mutua Madrid Open, el austríaco se verá las caras con Rafael Nadal y al acabar el partido tuvo palabras para analizarlo brevemente: “Hemos jugado cuatro veces en tierra y realmente no hay nada que puedas hacer contra él. Solo puedes desear que tenga un muy mal día y tú tener uno muy bueno”, dijo. “Ambos somos muy buenos en arcilla, me siento muy cómodo en esta superficie”, añadió.