Zargoza 2

Antonio Arenas Sin categoría

De Zaragoza a Madrid: Óscar Pinto y Carmen Gallardo se clasifican para la fase final del Mutua Madrid Open Sub 16

A falta de algo más de 80 días para que se celebre la fase final del Mutua Madrid Open Sub 16, Óscar Pinto y Carmen Gallardo consiguieron este domingo la clasificación para estar en la Caja Mágica (con todos los gastos pagados) tras proclamarse campeones en la prueba de Zaragoza, que se disputó en el Real Zaragoza Club de Tenis. Así, los dos ganadores se las verán en Madrid con el resto de vencedores del circuito, coincidiendo con los últimos días del Mutua Madrid Open (del 10 al 13 de mayo de 2019), y buscarán el título absoluto, con el privilegio de recibir el premio final junto con los ganadores de los torneos ATP y WTA.

En la final masculina, Óscar Pinto se mostró decidido a llevarse la victoria desde el comienzo del encuentro. El cuarto cabeza de serie venció por 6-2 y 6-2 a Carlos Giménez, demostrando su potencial en una final que conquistó sin problemas de principio a fin.

Distinto desenlace tuvo la final femenina. Carmen Gallardo firmó una espectacular remontada para batir por 1-6, 7-5 y 7-6 a Lucía Llinares en un partido cargado de tensión, emoción y un gran nivel de tenis por parte de ambas jugadoras. Tras casi tres horas de juego, Gallardo se impuso en un vibrante de desempate que le valió la victoria.

Alberto Berasategui, que acudió a Zaragoza para participar el sábado en un clinic con jóvenes tenistas que se marchan a estudiar a Estados Unidos de la mano de AGM Sports, aprovecho para seguir de cerca los partidos: “Quedan muy pocas oportunidades para estar en la fase final de la Caja Mágica y eso se nota porque nadie quiere quedarse fuera”, dijo el Director del Mutua Madrid Open Sub 16. “El nivel en Zaragoza ha sido muy bueno y estoy seguro que ocurrirá lo mismo en Barcelona y Madrid, las dos últimas pruebas del circuito”.

Finalizada la decimocuarta prueba, el el Mutua Madrid Open Sub 16 se desplazará  del 6 al 10 de marzo hasta Barcelona para celebrar la penúltima cita del calendario, antes de ponerle el broche a la fase regular en Madrid unas semanas más tarde.