La Caja Mágica

Historia de la Caja Mágica

La Caja Mágica ha sido presentada como la instalación de tenis más moderna del mundo. El recinto alberga anualmente el Mutua Madrid Open desde 2009. Realizada completamente en acero, madera y vidrio, el complejo deportivo fue diseñado por el arquitecto francés Dominique Perrault. El nombre de Madrid Caja Mágica está asociado a la envoltura de los pabellones deportivos, a los que confiere un aspecto dinámico y cambiante.

La Caja Mágica se estructura en torno a dos edificios principales, La Caja Mágica y el Tenis Indoor, que suman más de 103.300 metros cuadrados. Todas las pistas de La Caja Mágica pueden utilizarse tanto al aire libre como cubiertas total o parcialmente, gracias a unos mecanismos que permiten deslizar el techo para abrirlo o levantarlo como si de la tapa de una verdadera caja se tratara.


Versátil y flexible

La Caja Mágica alberga tres pistas con cubiertas móviles, instaladas de tierra batida. La pista central (llamada oficialmente Estadio Manolo Santana) ofrece capacidad para 12.500 personas. Las pistas Estadio 2-Estadio Arantxa Sánchez Vicario y Estadio 3 disponen de 3.500 y 2.500 asientos, respectivamente.

Estas tres pistas permiten que se jueguen hasta tres partidos simultáneamente en caso de lluvia. Ésta posibilidad no la tiene ninguno de los cuatro grandes: el Open de Australia tiene dos pistas que se pueden cubrir, Wimbledon, una, y tanto París como Nueva York sopesan opciones para sus pistas centrales.

El segundo edificio que encontramos en La Caja Mágica es el de Tennis Indoor. Esa zona la podemos dividir en tres partes:

a) Tennis Indoor sur, que cuenta con 12 pistas de padle y 2 pistas de tenis de resina, todas ellas cubiertas.
b) Tennis Indoor norte: que cuenta con 5 pistas de tenis de resina, todas ellas cubiertas.
c) Tennis Indoor Central: en la que existe una piscina climatizada, un spa, vestuarios y espacios polivalentes.

Ya en el exterior, bajo el nombre de Tennis Garden, encontraremos 10 pistas de tenis de tierra batida y una zona comercial exterior. Es decir, una oferta que hace de La Caja Mágica una instalación única.